TOMASITO, LA IGUANA DE JEREZ CONQUISTA EL ELEMENTO AIRE

13 Ago

IMG_4176

 

Tomasito.

Jueves 11 de agosto. 23 h.

El Chamán, Los Escullos, Almería.

El aire, el elemento aire, el viento, está íntimamente relacionado con la inteligencia, la creatividad y el idealismo. Imposible asirlo. Imprevisible en su vehemencia. Impensable conquistar su reino etéreo; pero el terrenal encuentra su sitio en Almería. Se instala ahí sin pedir permiso alguno. Muestra su ferocidad con rugidos que en ocasiones han llevado, y llevan, a la locura. Le llaman “el levante”.

El verano del 2016 está siendo secuestrado por la tiranía del levante. Ferocidad extrema en la playa. Furia salvaje la del mar. Paliza de arena en las calas. Abrasivo en el interior. Aire, tierra, agua, han emprendido su propia Olimpiada de titanes, al margen de Brasil. Sin embargo, siempre existe un chamán. Un chamán que embauca y abre puertas a estados de ánimo insospechados. Eso pasó la otra noche en Los Escullos (Almería).

El concierto debería haber empezado a las once de la noche. Diez minutos antes de dicha hora en el local se encontraban los camareros, algún acompañante despistado, el viento del levante haciendo gala de todo su esplendor, e incluso más aún y la taquillera, que dijo: “hasta las once no se dispensan entradas”. Y ciertamente el directo empezó más cerca de la una que de la media noche.

IMG_4184

Definitivamente parecía que el elemento aire, el viento de levante no estaba dispuesto a acompañar. Pero, ¡ay! la vida tiene un plan y nunca pide permiso. Después de tan larga y ventosa espera, que también hizo imposible disfrutar de la famosa lluvia de estrellas, en ese lugar espectacular que es el Chamán, los músicos subieron al escenario, sonó el primer acorde guitarrero, y… “Azalvajao”. “Azalvajao” plantó cara al elemento aire. El público se entregó a Tomasito desde esa primera nota, acompañando, entregado, a esa elipse que marcó el artista jerezano.

IMG_4187

El repertorio estuvo marcado por el último disco, “Azalvajao”, coreado ad infinitum por el público, y salpicado por otras perlas del autor, como “Dámelo ya”, o “Mi morena”. Todo ello aderezado con los ingredientes magistrales y únicos que regala Tomás Moreno, Tomasito: un derroche de compás con palmas, pies y alma, una hemorragia de adrenalina energizante, un baile único, que recuerda a la otra iguana, la Iguana de Detroit, Iggy Pop; el punk llevado al flamenco. Ir a un concierto de Tomasito es garantía directa de acceso al cielo del disfrute.

Y para acabar, ya en los bises, eligió un éxtasis estratégico, el “Back in Black” de sus amados ACDC, en clave de rock por rumba-bulerías. Único. Soberbio. Espectacular.

Conviene recordar que para el disco después de “Castaña”, quiso incluir dicha versión, pero los permisos no acompañaron su voluntad. Sony Music, la discográfica con la que andaba Tomasito en esa época no lo consiguió. Mario Pacheco, kamikaze y visionario donde los hubiere, se atrevió a publicarla. Fue en el disco siguiente de Tomasito, “Y de lo mío qué? (2009), vuelta a Nuevos Medios. Tomasito tenía la grabación guardada en un cajón desde mediados de los noventa, “los del grupo, ACDC, son amigos míos del Myspace y parece que no se han mosqueao”.

La primera vez que mostró al público la versión del Back in Black, fue en el San Juan Evangelista, a final de los noventa. Pero el público, fundamentalista flamenco en su mayoría, no estuvo a la altura de semejante exquisitez. Tomasito, como los grandes genios, como el gran genio que es, no siempre es bien paladeable en papilas gustativas con signos de atrofia.

Y así fue como La iguana de Jerez, de quién tendremos trabajo nuevo el próximo otoño, una vez más, navegó contra viento y marea, conquistando los espíritus llamados a su mesa sin límites.

Los cantes de Almería. 2016.

20 Jul Sensi Falán y Rodrigo Valero
IMG_4133

Nono Zapata, José Antonio López Alemán, Alejandro Reyes y Carlos Jover.

Sensi Falán y Rodrigo Valero

La cantautora chanqueña Sensi Falán y el fotógrafo Rodrigo Valero.

LOS CANTES DE ALMERÍA

19 de julio. Museo de la Guitarra. 19h.

Conferenciantes:

José Antonio López Alemán, moderador y expresidente de la peña El Taranto.

Nono Zapata, flamencólogo y vicepresidente de la peña El Taranto:

Alejandro Reyes, fundador y director del colegio universitario San Juan Evangelista, organizador del Festival Flamenco de Almeria durante 40 años. Organizador y director del Festival Flamenco ‘Caja Madrid’. Promotor musical insigne, especialmente de flamenco y jazz.

Carlos Jover, flamencólogo almeriense muy unido a la peña El Taranto desde sus inicios.

Con motivo del medio siglo de vida del Festival Flamenco de Almería, uno de los cinco festivales más prestigiosos del planeta, el Ayuntamiento ha fomentado múltiples actividades paralelas, más allá de los recitales de flamenco en sí, que este año se están llevando a cabo en la plaza de la Catedral.

Una de las actividades más coquetas, consiste en una serie de charlas y conferencias que pretenden acercar al aficionado al orígen de los cantes, en particular al taranto, palo oriundo de la tierra donde nacen los tempranos, Almería. El museo de la guitarra fue testigo, ayer tarde, de una charla bien interesante, instructiva a la par que divertida.

Definitivamente, parece ser que Chacón y Montoya son los pioneros en recoger y grabar el taranto, según expuso el erudito Nono Zapata. Don Ramón Montoya se especializó en los toques de los cantes de Levante. En 1929, el cantaor jerezano Manuel Torre, graba con el tocaor Miguel Borrull una variación nueva del taranto, que denomina rondeña: “ande andará mi muchacho que hace tres días que no lo veo”, y otra variación que denomina taranta. Habló Zapata del origen de los cantes mineros, aludiendo al taranto como matriz. Recordó que Sabicas fue el primero en meter a compás por ritmos de tangos, tangos lentos al 4×4, el fandango abandolao propio de las tierras almerienses, para poder llevarlo al baile, hecho histórico que se produjo por primera vez en Nueva York, en 1942, con el toque de Sabicas y el baile de Carmen Amaya. Recordó pues que el taranto primero fue un fandango. Un fandango abandolao. Posteriormente se reencarnó en un fandango minero que dio lugar al taranto, la taranta, cartagenera y demás cantes de levante. Habló de la importancia de El Ciego de la Playa a la hora de la evolución y expansión de este palo matriz.

Fue de capital importancia la presencia del ferrocarril, que unía los puntos mineros de Gádor y sierra de Almagrera (dónde nace el taranto) con diferentes puntos mineros de Jaén. Letras como ésta aportan color a la teoría: “yo te estoy queriendo a tí con la misma vehemencia que lleva el ferrocarril”.

Si la charla de Nono Zapata fue interesante en cuanto a historia, la de Alejandro Reyes nos dejó ganas de saber mucho más aún. Esperamos con ansiedad y ardor adolescente un libro en el que Reyes cuente los millones de anécdotas que reposan en su memoria. Alejandro Reyes es una pieza clave en el concepto, mantenimiento y expansión del flamenco. Si Alejandro Reyes Domene no hubiera existido, el flamenco no sería tal y como lo entendemos hoy. Acercó el flamenco a la Universidad y acercó a los universitarios a los tablaos. Algo inaudito y no exento de alta peligrosidad. Hablamos de una España en la que el dictador estaba aún bien vivo y seguía firmando sentencias de muerte.

Alejandro habló de algunos de los artistas flamencos que llevó al colegio universitario San Juan Evangelista, al Festival Flamenco del Taranto, al Festival Flamenco de Caja Madrid o al Festival Flamenco de Almería. El último concierto de Camarón fue en el Johnny. Enrique Morente, El Lebrijano, Paco de Lucía, y un larguísimo etcétera constan en los anales del flamenco; como mecenas, Alejandro Reyes. Apoyó profusamente a artistas flamencos almerienes, caso de Tomatito, Niño Josele y al cantaor Alfonso Salmerón, el primero que aunó el flamenco con la ópera (Carmen, junto a José Carreras, dirigida por Von Karajan).

IMG_4143

Entre el público asistente se encontraba la cantautora chanqueña Sensi Falán, la cantaora Sonia Miranda, el fotógrafo Rodrigo Valero, el presidente de la peña El Taranto, Rafael Morales o la concejala de cultura, Ana Martínez Labella.

IMG_4136

Entre el público, la cantaora sevillana afincada en Almería, Sonia Miranda, y el cantaor Alfonso Salmerón.

Una vez finalizada la charla, disfrutamos de unos cantes por tarantos, soleá y fandangos, interpretados por Juan Gómez.

IMG_4141

Iniciativas como esta son justas y necesarias, especialmente teniendo en cuenta que el flamenco es patrimonio de la humanidad. Almería, tierra de sol, energías renovables, yacimientos arqueológicos, alta montaña, gastronomía, cine y flamenco. Mucho flamenco.

Crema atardecer de melón

15 Jun
Autor: Manuel González, Manugón.

Autor: Manuel González, Manugón.

 

CREMA ATARDECER DE MELÓN

¡Oh, tú, melón, alimento mágico, caprichoso y procaz, que en la mañana sana y por la noche mata!, ora pronobis.

Una vez ejecutada nuestra captatio benevolentiae con esta oración al melón, queda garantizada la ausencia del retortijón impertinente.

Ingredientes para unas 6 personas:

  • 1/2 melón más bien maduro, sin cáscara ni pepitas, de unos 700 u 800 gramos.

  • 2 cucharadas soperas de azúcar.

  • 1 paquete pequeño de nata para cocinar.

  • 1 copa generosa de brandy.

ELABORACIÓN

Calentamos en un cazo a fuego fuerte el brandy y el azúcar. Cuando alcanza el punto de ebullición, bajamos el fuego al mínimo, removemos con cuchara de palo (como siempre ha de ser) y mantenemos unos 10 minutos. Transcurrido este tiempo, retiramos del fuego y dejamos enfriar. Mientras tanto, quitamos la piel del melón, lo hacemos trozos, lo metemos en un recipiente que permita introducir batidora e ingredientes en su justa medida, para garantizar que, nada saldrá propulsado, como si del cometa Halley se tratara). Bien, una vez garantizado esto (se puede usar a modo de vaso de batidora una cacerolita con capacidad para 2 litros), introducimos en el recipiente los trozos del melón y la nata. Batimos bien hasta conseguir la apariencia de un líquido espeso (lo conseguimos en apenas unos segundos). Si quedara demasiado espeso, aligeramos añadiendo un chorrito de leche. (Aténgase el cocinero al significado literal de “chorrito”. Si en lugar de chorrito propinamos una inundación, tipo cataratas de Iguazú, tenga claro el lector que arruinará el postre. ¡También podría ser que inventara otro!). Una vez obtenido el líquido espeso, le añadimos el brandy azucarado y templado. Mezclamos bien. Servimos en cuencos. Metemos en el frigorífico al menos una hora antes de ser consumido. Adornamos cada cuenco con un trozo de cáscara de melón con forma de flor de 5 pétalos, que dibujaremos nosotros mismos sobre la cáscara y recortaremos. Clavamos una por cuenco. No te quepa duda de que sorprenderemos con este arrebato creativo a nuestros invitados, incluidas suegras y cuñadas.

PROPIEDADES

El melón carece de grasa. Su energía procede de los hidratos de carbono que, en la fruta, se llama fructosa. Cuanto más maduro esté, más concentración de fructosa alcanza, con lo que será más dulce al paladar. Posee alta concentración de carotenoides, lo que nos asegura propiedades antioxidantes (¡arrugas fuera!). También cuenta con ignamos, sustancias protectoras frente al cáncer y enfermedades cardíacas.

Carmen K. Salmerón. 

Semana grande de “El Taranto”

9 Jun

 

No sólo de pan vivimos. El alimento espiritual es justo y necesario. En esta ocasión, nos alimentamos con flamenco jondo. ¡ Que ustedes lo disfruten !

Langostinos cocidos con espinacas salteadas

9 Jun

 

cpyright manuel gonzález manugón.

Autor: Manuel González Manugón.

 

LANGOSTINOS COCIDOS CON ESPINACAS SALTEADAS

Para 4 personas que no estén desmayadas de hambre:

  • 6 ó 7 langostinos cocidos.

  • 1/2 k. De espinacas frescas (las podemos comprar ya limpias y lavadas metidas en bolsas).

  • 1 puñado de pistachos.

  • 1 ajo majado.

  • 1 guindilla.

  • Aceite de oliva.

  • Sal yodada.

ELABORACIÓN

Colocamos los langostinos cocidos con su piel, en una fuente mona. En una satén, a fuego vivo y con poco aceite, salteamos apenas un par de minutos las espinacas tal y como las sacamos de la bolsa. Quedarán más crudas que fritas. Les ponemos un poco de sal. Las colocamos en otra fuente.

Volvemos a la sartén, cuyo fondo cubriremos discretamente de aceite de oliva. Echamos el majado que hemos preparado con: el ajo, la guindilla y los pistachos. Rehogamos a fuego fuerte otro par de minutos, aproximadamente y, vertemos el contenido de la sartén por encima de las espinacas salteadas.

PROPIEDADES NUTRICIONALES

 No olvides que el marisco es muy bajo en calorías y grasas y altísimo en sales minerales, tan necesarias para el organismo, así como en proteínas. Los importantes niveles de zinc que contienen, son más que interesantes para mantener en un punto óptimo el semen y por tanto la fertilidad masculina. Mantiene el tono y la fuerza muscular gracias a los importantes niveles de magnesio que aporta.

Las espinacas contienen mogollón de folato, lo que reduce el riesgo en una embarazada, de parir un bebé con espina bífida. Tiene cantidades de calcio (170mg. por cada 100grs.) tales, que provocan la envidia a la leche (100grs. de leche poseen 115 mg de calcio). Sus altísimos niveles en beta caroteno, protegen las proteínas del cristalino contra las degeneraciones (cataratas, degeneración macular, etc). Y, por si todo esto fuera poco, las espinacas son uno de los alimentos más ricos en hierro; ¡pregúntale a Popeye!

Judías rojas con huevas de merluza

1 Jun

Judias Rojas con Huevas de Merluza_DSC5868

Las huevas son altamente nutritivas, están diseñadas para alimentar extraordinariamente al ser que empieza a configurarse en su interior; la vida empuja con fruición.

Hay que ser pues moderado en su consumo, no porque engorden, que no lo hacen, si no para no agarrar un empacho feroz.
Ingredientes para cuatro personas:
– 2 botes de judías rojas hervidas.
– 1 cebolla pequeña (o media grande) picada en juliana.
– 1 diente de ajo.
– 25 almendras tostadas o fritas con piel.
– 1 pimiento verde, tipo italiano.
– 1/2 lata de tomate crudo triturado (unos 150gr), o tres tomates rojos, hermosos y maduros.
– Aceite de oliva.
– Sal (con mesura).
– 1 hoja de laurel.
– 1 cucharadita de café de cúrcuma.
– 10 ó 12 cominos.
– 3 ó 4 vasos de agua.
– 250 grs. de huevas de merluza congeladas (unos 80 grs. Por comensal)

Picamos la cebolla finita y echamos en nuestra cazuela, preferentemente de barro (recordemos que el barro proporciona más sabor, tarda más en calentarse y una vez retirado del fuego mantiene más el llamado calor residual).

Echamos la cebolla a la cazuela, digo, cuando el aceite que hemos puesto en ella (unas 3 cucharadas soperas), empieza ligera, ligerísimamente a humear. Ponemos el fuego al mínimo, para que no se queme la cebolla que, como viene siendo normal en estos menesteres, ha de quedar transparente. Sólo conseguiremos esta reacción química, con la ayuda del fuego bajísimo. Mientras la cebolla se va transformando, picamos el pimiento verde en tiras alargadas, ya que así queda mucho más vistoso y a juego con el rojo de las judías. ¡A la cazuela a acompañar a la cebolla!

En un almirez machacamos el diente de ajo y los cominos (recordemos que además de un inconfundible sabor a cocina andaluza, el comino es un gran aliado a la hora de facilitar el proceso digestivo) juntos.

Antes del majado, echamos por encima un poco de sal, para que el ajo no decida emprender el vuelo emulando al challenger. Listo el majado, lo echamos a la perola. En el mismo almirez sin lavarlo, para conservar el saborcillo y propiedades antisépticas del ajo, echamos la mitad de las almendras. Majamos y a la perola.

Hacemos el mismo procedimiento con la otra mitad. Damos unas vueltas al sofrito y a los 15 ó 20 segundos, vertemos el tomate crudo triturado (o el de los tomates rallados).

Removemos, tapamos y subimos el fuego. En el momento en que empieza a bullir, minimizamos, removemos y volvemos a tapar, más que nada para que nuestra cocina no parezca el nuevo escenario de la última versión de “Sé lo que hicisteis el último verano” y, para que no perdamos el tiempo que tardaríamos en volver a dejarla como una patena; se trata de ahorrarlo (el ‘time’).

Cuando el tomate lleva 1 minuto cocinándose con todo lo demás, destapamos con cuidado, removemos y echamos los 2 botes de judías, previamente lavadas. Mezclamos todos los ingredientes meneándolos y dejamos 15 ó 20 segundos, transcurridos los cuales, echamos la cúrcuma, removemos, el agua (el agua apenas debe cubrir, de lo contrario, dejaría el guiso deslavazado), removemos, subimos el fuego y echamos la hoja de laurel. Tapamos. Cuando rompa a hervir (que tardará un par de minutos si llega), ponemos una pizca de sal (la sal que te cabe en tres dedos, más vale en este caso no llegar que pasarte), echamos las huevas enteras, tapamos y bajamos el fuego. Dejamos cocer todo despacito 10 ó 15 minutos. Es muy importante que el caldo en el que se harán las huevas, haya llegado al punto de ebullición, pues de lo contrario, las huevas se deshacen y se pierden en el guiso. Es otra modalidad, pero no en este caso.

Apagamos, dejamos reposar unos minutos, corregimos de sal si fuere (futuro de subjuntivo) necesario, sacamos las huevas y las partirmos en rodajas de 1 cm. Quedará un plato muy colorista. Si quieres realzar el color, no le pongas cúrcuma, que es un colorante natural maravilloso y anticancerígeno, por cierto.

 

PROPIEDADES NUTRICIONALES

Hemos hablado muchas veces de las virtudes de las huevas. Recordemos alguna de sus bondades: son más que ricas en ácidos omega 3 (ya sabes, esos que “se comen” el colesterol malo, el ldl). Acaparadoras extraordinarias de proteínas: casi un 25% de su composición, “pequeño detallazo” a tener en cuenta. Riquísimas en fósforo (fundamental junto con el calcio para la formación y mantenimiento de los huesos y dientes), en vitamina E (la más regeneradora de células y piel, cualidades que la han llevado a ser conocida como la vitamina de la juventud eterna), en vitaminas del grupo B (fundamental en la producción de hormonas y enzimas vitales, para mantener óptimo el sistema nervioso -su carencia lleva a la gente a perder el control de sí misma, o lo que es igual: a perder los papeles; esto es consecuencia de la ausencia de esta vitamina, consecuencia del mal comer que impera en el mal llamado, como vemos, primer mundo-). Si quieres profundizar en sus propiedades, mira estas otras recetas : https://gastroflamencopunk.wordpress.com/2011/04/07/ensalada-de-huevas-y-espinacas-con-chisporroteos-policromaticos/ y https://gastroflamencopunk.wordpress.com/2016/03/29/fritailla-rabiante-de-rabiar-en-participio-de-presente/

Salud, para disfrutar de la Vida.

 

Alfonso Salmerón con el Niño de la Fragua. Belleza del flamenco al desnudo.

13 May

IMG_4028

La semana flamenca que, como cada año, y con ésta son ya 45, organiza la peña almeriense El Taranto, no ha podido empezar con más pureza ni con más arte. La simple lectura del cartel estimula las papilas gustativas, hace salivar y promete placeres intensos en lo que sin duda es la Semana Grande del flamenco.

IMG_4031

El pasado jueves 12 de mayo, disfrutamos del primer menú, el cante clásico, jondo y antiguo del gran cantaor almeriense Alfonso Salmerón. La guitarra que le acompañó, la del joven David Delgado, “el Niño de la Fragua”, posee una pulsación frenética y dulce al mismo tiempo, un toque de sabor antiguo especiado con toques de modernidad, que señalan el perfil inquito e investigador del joven David.

IMG_4032

Un público expectante se empezó a arremolinar casi una hora antes del inicio del recital, entorno a los aljibes andalusíes, monumento sin par que, como cada año acoje, abierto y sin condiciones, el legado flamenco de los artistas que van actuando y dejando su impronta en cada ladrillo que confugura la belleza de su arquitectura. Voz y guitarra cuerpo a cuerpo. La acústica y el recogimiento del lugar impresionantes, invitan a entrar en un estado mental próximo al culto religioso. Y así fue. La elección de los cantes de Salmerón, condujeron al público a un paraiso espiritual dónde la máxima fue el disfrute.

Tras la presentación de la Semana Grande del Taranto, por parte de Rafael Morales, el presidente de la solemne peña, Salmerón empezó un recital intimista, divino. Abrió por granaínas y media granaina, con una afinación impoluta. El Niño de la Fragua estuvo a la altura, regalándonos perlas, como fue una falseta soberbia del Amor Brujo hilvanando el primer tercio con el segundo. Continuó el deleite por alegrías de Cádiz. Fue sorprendente disfrutar los versos mecidos por Salmerón y acompañados en el vaivén sincronizado de la guitarra. Soleá de Alcalá rematada por bulerías, rescatando letras antiguas, casi perdidas: “Por el hablar de la gente olvidé a quién quería; pa mientras viva en el mundo, se me acabó la alegría”. Tientos, seguidos de un taranto por taranta con una bonita letra de Salmerón continuó el recital intimista. Y llegó la seguiriya donde el cantaor se rompió con una emoción palpitante y una letra desgarradora dedicada a su hermana María Salmerón, recientemente fallecida: “Con qué fatigas llamo a mi hermana y no me responde. Loco me vuelvo de pensar en mi hermana. Ya no la tengo”. Como no pudo ser menos, después de un cante tan sentido, el público epató con el artista con una enorme y sonora ovación. Continuó la emoción por fandangos, y llevó, finalmente al público al extasis marcándose “Dos gardenias” por cuplé bulerías.

Alfonso Salmerón, sencillamente soberbio.

Carmen K. Salmerón.

Fritaílla rabiante (de rabiar, en Participio de Presente)

29 Mar IMG_3891

 

IMG_3891

Para cuatro bocas que si quieren, se equivocan:

– 4 tomates hermosos, rojos, maduros y rallados.

– 1 calabacín mediano.

– 1 berengena mediana.

– 1 cebolla dulce.

– 1 pimiento rojo.

– 1 pimiento amarillo.

– 1 puñado de judías verdes (cortadas en tiras alargadas).

– 10 aceitunas negras aragonesas picantes.

– sal yodada.

– aceite de oliva.

– 1 guindilla ibicenca de color amarillo (para conjugar la fritailla en su participio de presente).

ELABORACIÓN

En una sartén hermosa, o perola de barro, ponemos un chorrito de aceite de manera que cubra la base. Temperatura media alta. Cuando el aceite empieza a ponerse caliente (si ponemos la mano sobre el recipiente, notaremos su calor), bajamos el fuego. Echamos la cebolla y el pimiento partido en tiras. La guindilla ibicenca entera. Después el calabacín partido en daditos.

IMG_3884

A continuación las judías verdes. Seguimos a fuego suave. Damos unas vueltas y mareamos la fritailla. Tapamos. Mientras dejamos que el pochado siga a su amor, cortamos en dados la berengena.IMG_3886

Pasados unos minutos la unimos a sus compañeros de condumio. Rallamos los tomates. Cuando comprobemos que la fritailla empieza a convertirse en participio de presente, es decir, rabiante, vertemos en ella el tomate rallado. Subimos la temperatura. En cuanto rompa a hervir le damos unas vueltas, la tapamos y bajamos a fuego suave.

Nosotros también hemos de estar en momento participio de presente, es decir, pendientes y observar qué nos cuentan las verduras. Cuando nos dicen que están a punto, aplicamos una pizca de sal y una pizca de cominos en polvo.

Servimos sobre lonchas de pan de semillas, o acompañar con arroz integral. El vino tinto. Si tienes la suerte de encontrar un Gran Reserva del 2006, agarra todas las botellas que haya y llévatelas: es una de las añadas más excelentes y, practicamente imposible encontrar.

IMG_3895

PROPIEDADES NUTRICIONALES

Hablemos de las JUDÍAS VERDES: son muy diuréticas, depurativas, ayudan a eliminar toxinas acumuladas en el organismo, favorecen el tracto intestinal, evitan el estreñimiento, gracias a su alto contenido en fibra. Tienen propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. Son ricas en flavonoides y carotenoides, elementos combativos contra diferentes tipos de cáncer y contra diferentes agresiones cardíacas. Ricas en vitamina C, protegen de catarros impertinentes. Y apenas tienen calorías, unas 30 por cada 100 grs.

IMG_3900

Y las huevas, son bombas energéticas, la mejor fuente de ácidos omega 3, esos nutrientes que se “comen” el colesterol adherido a las venas, evitando paros cardíacos, anginas de pecho, ictus cerebrales, por nombrar algunas de las muchas bondades de los ácidos omega-3; sin embargo, recordemos los beneficios de estos ácidos echando un nuevo vistazo al epígrafe PROPIEDADES NUTRICIONALES de la Ensalada de huevas y espinacas.

CONSEJILLO:

Para hervir las huevas y que no queden hechas fosfatina, hay un truquillo: si las envuelves en plástico fino, como si se tratasen de un caramelo

IMG_3887

y las pones en agua hirviendo, no se romperán ni se abrirán. Las dejas enfriar una vez hervidas durante 20 minutos, les quitas el envoltorio y las puedes laminar perfectamente, sin que el mundo, ni las huevas se te caigan a los pies.

IMG_3889

Por cierto, la portada del vinilo que acompaña el bodegón de la Fritaílla Rabiante (en Participio de Presente) es La pipa de Kif, de Ketama en la época brillantísima del maravilloso “Sorderita”.

Salud, para disfrutar de la Vida.

CAMERATA FLAMENCO PROJECT, O EL ENGRANDECIMIENTO A TRAVÉS DEL MESTIZAJE

11 Mar
DSC06029

Todas las fotos: Paloma Pedraza

Adolf Hitler, enfebrecido por su paranoia en la búsqueda de una raza superior, decía que los españoles y otros mediterráneos eran una “raza sin calificar”. Según el abogado y científico racial estadounidense Madinson Grant, los mediterráneos y eslavos son blancos de “segunda categoría”, y el “mestizaje constituye un ‘suicidio’ racial”.

DSC06031

El paso del tiempo, que todo lo coloca en su sitio, ha demostrado que la endogamia es el camino más fácil para la devastación de una comunidad o “raza”.

DSC06012

Camerata Flamenco Project andan bien lejos de aquellas propuestas que hoy vuelven como un eritema pertinaz sobre la piel de Europa. Los Camerata se juntan, se restriegan, se implican con lo que está pasando en el mundo próximo. También en el alejado. Y de esa interacción sale una música única, de sesgo bien particular, rica en matices brillantes y energizantes que no se encoge para introducirse en cajón alguno.

Bien es cierto que la formación se ha encarnado en muchos cuerpos. La re-encarnación existe, afortunadamente. En estos momentos los Camerata son fundamentalmente un trío que en su movimiento de rotación y traslación van encontrandose con otros músicos y, rindiendo culto a la música, la engrandecen. En esta ocasioón, Camerata son: José Luis López al violonchelo,

DSC06006

Ramiro Obedman, gobernando la flauta y el saxo tenor

DSC06010

y Pablo Suárez domesticando el piano.

DSC06008

Han contado con la colaboración deslumbrante de la soberbia Carmen París, la Martirio de la jota.

Acaban de presentar en Madrid su último trabajo, Impressions, en el teatro del Barrio, antigua Sala Triángulo, en castizo barrio madrileño de Lavapies.

Nos sorprendió especialmente el homenaje a Paco de Lucía, con una versión acústica de “Entre dos aguas” deconstruida y vuelta a construir, absolutmente alejada del tema original y, sin embargo tan sabrosa, tan Camerata y tan flamenca.

Cabe destacar el sonido impoluto de los Camerata y del teatro del Barrio, tanto en los momentos íntimos y susurrantes, como en los otros, los arrebatados, contanto ya con la presencia mágica de Carmen París, caso de la interpretación de “Chiquilín”. Otros de los momentos impresionantes de la noche fue “Si me buscas me encuentras”, aportación del segundo disco de la aragonesa a los Camerata, una suerte de habanera, bolero, con sabor mediterráneo, basado en el Cantar de los cantares. Y “Porque quiero”, del primer disco de la maña de voz de oro y mente futurista.

DSC06023

En definitiva, lo que la otra noche vivimos en el Teatro del Barrio con los Camerata junto a Carmen París, fue algo más que un rato de gozo y disfrute.

DSC06033

Para que encuentres el momento de gozar con los Camerata, aquí tienes un AVANCE DEL TOUR

– 9 de Abril en Amor de Dios, Madrid

– 22 abril Café babel. El Escorial.

– 16 junio, Hotel Recoletos. Madrid.

– 1 Julio. Porvo Festival. Finlandia.

– 2 julio. Helsinki.

– 4 julio. Rolling School. Madrid.

– 8 julio. Rolling School. Madrid.

– 8 julio. Con Carmen Linares. Córdoba. Festival Internacional de La guitarra.

Himno de Andalucía por diferentes palos

26 Feb

¿Aburrido el himno de Andalucía? Escúchalo por seguiriyas, bulerías, fandangos, ¡copla!… y entonces, emite un “juicio”. El himno de Andalucía es el más adaptado a diferentes clases musicales, a diferentes palos del flamenco.